RUTA BOLINCHES

Ruta circular (tramo azul oscuro) de 11,5 Km que une Valdeganga con Bolinches por ambos márgenes del río Júcar, con dos recorridos adicionales.

En bolinches podremos encontrar el "Charco azul" (1,8 Km ida y vuelta) donde desemboca el Valdemembra, afluente del Júcar, y que recibe su nombre, por el fuerte color azul que tiene este punto donde se unen el Júcar con su afluente.

También podemos encontrar la fuente de la Teja, de gran importancia en esta zona ya que antiguamente era utilizada tanto para consumo, como antiguo lavadero, así como para regar las huertas de este lado del río Júcar, unos 10 Km hasta Puente Torres.

Bolinches llegó a contar con 200 familias distribuidas por esta zona, en casas cuevas muchas de ellas, que si os fijáis todavía se conservan restos de estas viviendas.

Desde Bolinches podemos ir a las Mariquillas (tramos azul claro) a 3,5 Km de distancia, zona de esparcimiento y de recreo, y de gran belleza y riqueza. 

A continuación si volvemos dirección aguas abajo del río, para ir acercándonos a Valdeganga y a poco más de 1 Km llegaremos a otras dos fuentes, la fuente del huerto de los Tejeros, fuente en forma de manantial, de caudal medio 10/100 l/s, vierte al río directamente, y la fuente del Batán, de vital importancia, ya que si antes hemos dicho que la fuente de la Teja regaba los cultivos de aquel lado del río, es esa fuente la que riega todas las huertas de este lado, 10 Km de acequias a un lado y al otro de origen árabe, de caudal medio 10/100 l/s, históricamente no se ha secado nunca. Pero además esta fuente ha sido la que abastecía la primera red de agua potable de nuestro municipio, hasta que se construyeron los pozos de los que actualmente nos suministramos. El otro uso que se dio a esta fuente y del cual recibe el nombre es la de batear la lana del ganado para hacer diferentes prendas con dicha lana, aquí se limpiaba de todas las impurezas.

En Bolinches podremos encontrar la presa construida con la finalidad de producir electricidad en la central eléctrica, que recibe el mismo nombre.

En esta zona ha estado poblada desde la antigüedad, y en ella existe un yacimiento de la Edad del bronce, donde se han encontrado diferentes restos que se encuentran en el museo arqueológico de Albacete. También se han encontrado restos de cerámica de época íbera.